Ocorreu um erro neste gadget

quarta-feira, 23 de março de 2011

Relación entre iguales, demanda Dilma Rousseff a Barack Obama

Crédito da imagem: La Jornada


Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, recibió al mandatario estadunidense, Barack Obama, en el palacio en Planalto, donde le advirtió que la relación bilateral debe ser entre iguales, y le solicitó respaldar una reforma para ampliar el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Obama dijo apreciar la aspiración brasileña al Consejo de Seguridad, y saludó “el extraordinario ascenso de Brasil”; ambos firmaron una serie de acuerdos comerciales.
En declaración pública formulada luego de sostener una larga reunión con Obama, quién inició una gira que lo llevará a Chile y El Salvador, Rousseff reiteró públicamente la demanda de una “reforma fundamental” en la estructura de la ONU, que incluya la ampliación del Consejo de Seguridad con la inclusión de Brasil como miembro permanente.
“Lo que nos motiva no es el interés menor de ocupación burocrática de espacios de representación, sino la certeza de que un mundo más multilateral generará beneficios para la paz y la armonía entre los pueblos”, dijo Rousseff.
Obama defendió una “ampliación limitada” del Consejo de Seguridad y también su “aprecio” por la aspiración de Brasil a un puesto de miembro permanente, y se limitó a abogar por una reforma de Naciones Unidas para volver al organismo “más eficaz, eficiente y representativo”.
Estados Unidos y Brasil formalizaron la creación de una Comisión para Relaciones Económicas y Comerciales, además de firmar nuevos acuerdos de cooperación en las áreas espacial y de biocombustibles, así como de actuación conjunta en terceros países.
Los dos países suscribieron un total de 10 nuevos acuerdos, uno de los cuales es un memorando de entendimiento para cooperación con Estados Unidos en la celebración del Mundial de Fútbol de Brasil en 2014 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016.
Rouseff se quejó de la depreciación del dólar que, sostuvo, “desgasta la buenas prácticas económicas”, y de las trabas impuestas por Washington a la importación de productos brasileños, y solicitó al gobernante visitante restablecer relaciones comerciales “más justas y equilibradas”.
Obama expresó el interés de su país en convertirse en el futuro “gran cliente del petróleo que producirá Brasil en las reservas ubicadas en aguas ultraprofundas de la capa presal del litoral del país, y dijo que Washington está listo a ampliar la cooperación con Brasil.
En tanto, 13 personas fueron encausadas por participar en movilizaciones contra la visita de Obama, delante del consulado estadunidense en Río de Janeiro.
Los 12 adultos y un menor de 18 años serán acusados ante la justicia por lanzar cocteles molotov contra la representación diplomática, lo que provocó heridas a un brasileño que trabajaba como vigilante del edificio.
La protesta reunió a unos 200 manifestantes que gritaban consignas “Fuera Obama” u “Obama vete a casa” contra el mandatario de Estados Unidos.


Fonte: Site Rebelión

Nenhum comentário:

Postar um comentário